Zamora exhibe el primer belén realizado en formato de libro desplegable

Dos palentinos, considerados los mayores coleccionistas privados de libros desplegables de España con 2.300 volúmenes, muestran este peculiar belén

0
1040

EFE – Los palentinos Ana María Ortega y Álvaro Gutiérrez, que están considerados los mayores coleccionistas privados de libros desplegables de España con 2.300 volúmenes, muestran en Zamora el primer belén realizado en ese formato, que data de finales del siglo XIX, junto a otros 70 nacimientos de libros tridimensionales.

El comisario de la exposición, copropietario de la colección y arquitecto, Álvaro Gutiérrez, ha explicado que el primer libro móvil de temática navideña, titulado «El pesebre», de J. F. Schreiber, se publicó en Alemania en 1888.

Un ejemplar de esa publicación abre la exposición «Navidades de papel» que se puede ver en la Biblioteca Pública de Zamora hasta el próximo 29 de febrero.

En ella se muestran otros tres libros desplegables del siglo XIX con belenes o motivos navideños junto a otros editados a lo largo del siglo XX y en el siglo actual.

Eso permite ver la evolución de este tipo de publicaciones y los avances experimentados en los últimos años, que se aprecian, por ejemplo, en el libro más nuevo, una versión inglesa y tridimensional de El Cascanueces de 2017 y cuyo troquelado está realizado con rayo láser.

La complejidad del troquelado y la necesidad de planchas especiales ha hecho que la mayoría de estos libros cuenten únicamente con una edición, lo que los revaloriza considerablemente.

Por ello, un ejemplar en buen estado de algunos de los primeros libros de este tipo editados a finales del siglo XIX puede llegar a costar «miles de euros», según ha detallado Álvaro Gutiérrez.

En la exposición navideña, los belenes de papel se agrupan no de forma cronológica sino temática, estructurada en siete capítulos, cada uno de ellos acompañado de un cartel explicativo.

La muestra permite conocer la historia y la técnica de los libros pop-up y admirar esas publicaciones realizadas por «ingenieros del papel», como ha denominado Gutiérrez a los encargados de diseñar unos libros fáciles de plegar que al abrirlos muestran una sorprendente imagen tridimensional.

En carrusel, con forma de acordeón, tipo teatrillo o visibles por delante y por detrás, los belenes de papel expuestos en Zamora abarcan las distintas formas de presentación de los libros móviles.

Ana María Ortega y Álvaro Gutiérrez han conformado su colección a base de décadas de adquisiciones de este tipo de libros en mercadillos de distintos países, aunque en la época actual los canales de venta de ejemplares de coleccionismo han cambiado y se realizan principalmente a través de Internet.

Aunque la mayoría de los libros desplegables dedicados a la Navidad son ediciones europeas o americanas, entre los expuestos también existe un ejemplar tailandés de Niroot Puttapipat realizada en troquelado láser.

Del mismo modo se pueden encontrar curiosidades como un libro desplegable editado en los años 30 por Coca-Cola, la marca de refrescos que popularizó la representación del traje de Papá Noel con los colores rojo y blanco.

Gutiérrez ha asegurado que los coleccionistas como él cuando más disfrutan con sus «tesoros» es cuando los comparte con los demás, de ahí que anteriormente haya llevado parte de sus libros tridimensionales a la Biblioteca Nacional o salas de Burgos y Oviedo.

image_pdfimage_print

Dejar respuesta