La protagonista de ‘Little Miss Sunshine’ cuenta en Instagram que sufrió abusos

0
1512

EFE – La protagonista de la película «Little Miss Sunshine», Abigail Breslin, ha relatado en su cuenta de Instagram que vivió durante dos años una relación de abusos físicos y sexuales en la que su abusador la golpeaba regularmente y la encerraba en una habitación.

Abigail Breslin, hoy con 26 años, ha tenido una carrera irregular en el cine tras el éxito de aquella película independiente que rodó cuando tenía diez años y que relata la determinación de una niña que se empeña en participar en un concurso de belleza infantil, con su peculiar familia llena de personajes casi extravagantes que se vuelca con ella.

La vida de Breslin no fue fácil tras aquella película, por razones extraprofesionales: en 2017 ya contó que un exnovio la había violado, algo que no se atrevió a denunciarlo a la policía por temor a no ser creída.

El pasado domingo -aunque los medios lo recogieron hoy- publicó en su cuenta de Instagram que quería lanzar una «advertencia masiva» sobre la violencia machista y el abuso sexual, de la que se siente «una superviviente», y anima a cualquier afectada a llamar a un teléfono de ayuda.

Relata un trayecto típico de una relación que «comenzó perfectamente» y en la que su pareja «se aprovechó de (su) inocencia y luego se tornó violento». «Me golpeaba con frecuencia, me encerraba en una habitación y me obligaba a fingir que todo era normal pese a mis profundas heridas», asegura.

Junto a ello, estaba el abuso psicológico: «Un sinfín de desprecios y abusos verbales (…) Me sentía fea y odiada, como si mereciese algo menos que la basura (…) Que era una puta, un problema, una estúpida inútil, ridícula, irrazonable e imposible de amar. Fueron los dos años más solitario que he podido vivir».

Pero reconoce que siempre tuvo el apoyo incondicional de familiares y amigos que le ayudaron a salir de aquello porque la creyeron, y hoy proclama que está comprometida con un hombre «en una relación maravillosa, sana, feliz e increíble», y ello pese a que de vez en cuando tiene pesadillas.