Viruji

El laicismo se ha incrementado del 8 al 40 % en España desde 1980

EFE | Las personas no religiosas en España, que en 1980 representaban un 8,5 %, en 2022, algo más de cuarenta años después, ya son el 39,9 %, la cifra más alta de la serie histórica recogida por el Informe de la Laicidad que ha publicado la Fundación Ferrer i Guàrdia. De los datos presentados […]

Publicidad AiPublicidad Ai Publicidad Ai

EFE | Las personas no religiosas en España, que en 1980 representaban un 8,5 %, en 2022, algo más de cuarenta años después, ya son el 39,9 %, la cifra más alta de la serie histórica recogida por el Informe de la Laicidad que ha publicado la Fundación Ferrer i Guàrdia.

De los datos presentados por la entidad en rueda de prensa este miércoles destaca asimismo que en pleno estallido de la pandemia de covid en España, en marzo de 2020, las encuestas poblacionales revelaron una subida de la no religiosidad del 29,3 al 36,1 %, la subida más abrupta de la última década.

Así, el informe «Laicidad en Cifras 2023», que analiza la situación de la laicidad en España a partir de la recopilación de los principales datos sobre las creencias de la población, apunta que 4 de cada 10 personas se declaran ateas, agnósticas o indiferentes ante la religión en España.

El dato es aún mayor en las generaciones más jóvenes (las adscripciones de conciencia no religiosas con un 60,3 % entre los 18 y 24 años, y un 57,9 % entre los 25 y 34 años).

Asimismo, la práctica religiosa se ha reducido considerablemente y sólo un 18,7 % de las personas se declara creyente practicante.

El estudio se detiene en analizar mes a mes el periodo 2020-2022 y la influencia de la pandemia, que marcó un punto de inflexión con al mayor subida registrada del periodo.

En marzo-abril de 2020 se pasó de 29,3 a 36,1 %. La media del año del estallido de la covid fue de un 33,9 % de personas no religiosas.

La tendencia subió en 2021 hasta el 37 % y en 2022 al 39,3 %.

Josep Mañé, investigador de la fundación y autor del informe, ha apuntado que debería realizarse un estudio «cualitativo» amplio para conocer todas las explicaciones a ese aumento agudo, que explica por «múltiples factores».

Con todo, ha señalado que en su opinión «seguramente tiene que ver con un momento único de conciencia y reflexión de las personas provocado por una situación extraordinaria».

Otro factor posible, ha dicho, sería la mayor participación en las encuestas en ese momento de personas jóvenes, que son menos religiosas en general.

Por otro lado, el informe ha analizado algunos datos tributarios, de los que ha inferido que el número de personas que marcan la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta se ha estancado.

Según el Ministerio de Hacienda, en el ejercicio fiscal de 2019, sólo 3 de cada 10 personas escogieron la «X» para la Iglesia católica, sea de forma única o conjuntamente con la de otros fines sociales.

En 1999 era un 39,6 % el porcentaje que la marcaba en la renta, traduciéndose en 88,6 millones de euros; mientras que en 2019, con un 32,6 %, recibieron 276,9 millones de euros (el estudio señala fuentes de la memoria de la administración tributaria para la estadística).

En cuanto al ámbito educativo, el alumnado que cursa actividades alternativas a la religión en Primaria y ESO aumentó en el último curso completo analizado (2020-2021).

El 19,2 % de los estudiantes de España están inscritos en centros educativos privados confesionales, la mayoría de religión católica.

Las comunidades autónomas con un porcentaje mayor de alumnos en centros católicos son La Rioja, Castilla y León y el País Vasco.

Por último, Joffre Villañueva, patrón de la fundación Ferrer i Guàrdia, ha pedido a los entes locales que impulsen el principio de laicidad con acciones como revertir las inmatriculaciones indebidas realizadas por la Iglesia sobre patrimonio público o respetar la neutralidad de las instituciones hacia cualquier confesión religiosa.

La Fundación Ferrer i Guàrdia es una entidad sin ánimo de lucro que trabaja desde 1987 por la laicidad, las libertades y los derechos civiles y que elabora el índice confrontando datos del INE y del CIS, entre otros datos estadísticos y registrales en España, ha explicado su directora, Hungría Panadero.

TE RECOMENDAMOS

ÚNETE A NUESTRO BOLETÍN